Moquetas: Fabricantes e instaladores

Empresas profesionales en España

Moquetas Online

Fabricantes de moquetas Comprar moqueta Fabricantes de moqueta instaladores de moquetas Informacion precios moquetas
Canarias tenerife Moquetas

MOQUETAS EN CANARIAS

Canarias Instaladores de , moquetas, pavimentos, revestimientos murales, parquet

ACOSTA HERRERA REVESTIMIENTOS S.A - 928271181 - e-mail

CANARIAS SUELSO DECORATIVOS PARA INTERIORESpavimentos ligeros

REVESTIMIENTOS LIGEROS

VENTAJAS DE LOS PAVIMENTOS LIGEROS:

Ventajas de los revestimientos ligeros
Algunas de las principales ventajas que ofrecen los pavimentos ligeros (linoleum, vinilo, corcho, moqueta, goma, etc.) frente a los pavimentos rígidos (mármol, piedra, cerámica, granito, etc.) son:

Confortabilidad a la pisada
Facilidad de mantenimiento y conservación, siendo especialmente indicados para zonas sanitarias, locales comerciales, oficinas, enseñanza y áreas domésticas.
En algunos casos propiedades bacteriostáticas, fungiestáticas y electroconductivas, entre otras.
Ideal para reformas, ya que permite su instalación sobre pavimentos antiguos y rematando con el rodapié existente, sin necesidad de eliminarlo (salvo en instalaciones flotantes), lo que reduce las labores de desescombro.
Rapidez en la instalación en comparación con pavimentos convencionales.
Resulta fácil de reponer, por lo que es muy indicado para integrar pavimentos al nuevo diseño en locales comerciales.
Fácilmente reparable en caso de accidentes que lo dañen.
Evita cargar la estructura del edificio, lo que puede reducir costes de construcción.
pavimentos de pvc Requisitos del soporte
Un revestimiento no hace mejor al soporte sobre la que se pega. Si el soporte es malo, el revestimiento quedará sencillamente mal.

Las buenas soluciones para pavimentos y paredes piden un buen soporte, ya que las irregularidades del mismo se apreciarán en el revestimiento de acabado.

La calidad y textura del soporte, y la planimetría del mismo, deben estar en consonancia con las exigencias que se aplicarán al revestimiento final, y con el uso que se quiere dar al local.

Así pues, se puede afirmar que la premisa para el buen comportamiento, la duración y garantía de un pavimento o revestimiento depende fundamentalmente de las características del soporte.

En este sentido, la base debe ser:

Firme, de acabado compacto, sólido y cohesionado, resistente a los golpes y sin grietas
Plana
Lisa
Permanentemente seca
Limpia y sin materiales extraños
pavimentos de interior Siempre se deben verificar con antelación suficiente al revestido todos los soportes sobre los que se trabajará. De esta forma se puede constatar su idoneidad o la presencia de eventuales defectos que se habrían de corregir.

Para verificar el estado de los soportes es preciso que las zonas de trabajo estén perfectamente iluminadas y lo suficientemente despejadas como para que nos permitan observar todos los detalles necesarios.

A continuación se facilitan algunos consejos sobre el estado que deben presentar los soportes. Estos consejos han sido elaborados basándonos en normativas UNE, literatura especializada y experiencia propia, si bien recomendamos consultar con un técnico antes de acometer labores de revestimiento.

Controles y verificación sobre las superficies de base
DURO y COHESIONADO
Sólo se puede pavimentar sobre soportes sólidos, cohesionados y firmes.

Soportes cementosossuelos de vinilo

Verificar la dureza del soporte rayando la superficie con un clavo o destornillador. Para que el soporte sea duro, la ralladura realizada debe ser únicamente superficial. Si el destornillador penetra ligeramente el mortero no es duro, pero está suficientemente cohesionado. Si el destornillador entra con profundidad, hay que eliminar todo el mortero o aplicar aditivos para su consolidación, labor que en cualquier caso deberá realizar un profesional y bajo consejo y supervisión del fabricante del producto.

El soporte no debe estar excesivamente agrietado. Las grietas de grosor mayor a 1 mm. que puedan apreciarse en la solera se marcarán después en el pavimento si no se tapan previamente.

Para comprobar la firmeza y cohesión del soporte, golpear con un martillo pesado varias zonas de la superficie a revestir, especialmente aquella en la que veamos fisuras o grietas, con el fin de comprobar si el mortero suena a hueco.

Si las zonas que suenan a hueco son muy extensas quiere decir que la solera está casi totalmente suelta, y debe eliminarse y repetirse nuevamente.

Si las zonas sueltas están localizadas se pueden eliminar y sanear puntualmente. Hay productos químicos que ayudan a fijar zonas de solera desprendida, evitando así los derribos, desescombro y nuevas aplicaciones de mortero.

Para los trabajos en paredes sobre superficies pintadas, efectuar el test de la cuadrícula: cortar la pintura en cuadros de 2x2 mm., en una superficie de 10x10 cm.instalación de pavimentos

La pintura se considerará adherente si aproximadamente el 80% de los cuadrados permanecen adheridos. Si no es así es necesario eliminarla por completo mediante raspado o decapante.

Otra prueba que podemos realizar es pegar un trozo de cinta de precintar sobre la pintura. Ejercer presión y luego retirar. Si queda pintura adherida a la cinta, la pintura debe ser eliminada por completo mediante raspado o decapante.

Soportes antiguos

Si queremos pavimentar en una zona donde hay instalada una moqueta, ésta se debe arrancar totalmente, limpiando y raspando el soporte hasta dejar libre de adhesivo al menos en un 80% de la superficie.

Sobre vinilos, corchos o linóleos, si estos están bien adheridos, se puede rayar ligeramente la superficie con un disco de lija. Si no están bien adheridos hay que arrancar al igual que para el caso de la moqueta.

Para superficies revestidas con baldosas rígidas (cerámica, terazzo, granito, mármol, etc.) debemos comprobar su cohesión con el soporte, y en caso de no estarlo deben ser retiradas y relleno el hueco o fijadas al soporte.

Para superficies entarimadas (flotantes o sobre rastreles) se deben consolidar las posibles tablas sueltas con sus colindantes. Si hay fisuras o coqueras, se puede cubrir toda la superficie con tableros de fibras o de aglomerado para luego ser revestidos.

PLANO
El soporte debe ser fino y regular.

La planeidad del soporte, para el caso de suelos, deberá ser medida con dos cuñas calibradas y una regla de 2 m. de largo.

Para medir la flecha, cuando haya depresión en el soporte, utilizaremos una cuña. Para medir la contra-flecha, cuando haya elevación, emplearemos dos cuñas y un nivel de agua situado sobre la regla para marcar la horizontalidad.

Se considera que la superficie es plana si los huecos existentes entre la regla y el soporte son inferiores a 4 mm.